Un solo hombre puede hacer la diferencia.

~

Derechos reservados.


16 de Julio del 2007...

Primero que nada, ya sé que tengo que actualizar el blog con regularidad, simplemente no había tenido tiempo ni ganas. Como sea, gracias por volver a entrar.

Otro punto que quiero agregar, es que hoy es el cumpleaños de una niña muy linda y quiero felicitarla: Ingrid, que te la pases muy bien hoy, aunque no pude estar contigo (estúpida lesión en el brazo... ***Actualizado***: Me fisuré la clavícula y ni supe cómo...), te deseo el mejor de los cumpleaños y que sigas festejando muchos. Tu regalo lo verás pronto por aquí...

Volviendo al tema...

El juego del hombre: Texas Hold'em.

Texas Hold'em es uno de mejores juegos de póquer que existen en el mundo de las apuestas y el entretenimiento. Olvídate del rey feliz o de la viuda, los cuales son en gran parte, la manera que se haya barajado y las cartas que tengas en posesión. (Puesto que la suerte no existe...) Se necesita destreza, habilidad y artimañas psicológicas para salir victorioso en este complejo despliegue de hombría y testosterona. Olvídate de ir como estúpido persiguiendo un balón o de ver quién es capaz de resistir más golpes consecutivos. Esto es la crema y nata del verdadero valor masculino.



Antes de entrar al Hold'em, deben saber algo de "cajón" para cualquier juego de póquer. Los rangos que se manejan para dar jerarquía a las manos, son los mismos que en la mayoría de los demás juegos de baraja (De mayor a menor): Carta mayor, un par, dos pares, tercia, corrida, color, full, póquer, corrida de color y por último, el sueño de todo jugador, The Royal Flush (Flor imperial, por si no estás familiarizado con el idioma inglés...)

Sin embargo, es estrictamente necesario que conozcas las reglas del Hold'em antes que empieces a jugarlo. En este juego, cada jugador recibe dos cartas que son exclusivas para ese jugador. Combinando esas dos cartas con las otras 5 que saldrán en etapas posteriores, se trata de conseguir la mejor mano (o el mejor bluff) para ganar el pot (dinero apostado).

Normalmente, se indica al repartidor con un botón que indica al encargado de repartir cartas y dar avance a las etapas de la mano. Antes de repartir, los dos jugadores a la izquierda del dealer ponen apuestas ciegas: El primero a la izquierda pone la mitad de la apuesta mínima y el segundo pone la apuesta mínima completa. (Small y big blinds). Después, el dealer entregar cartas una por una a los jugadores en la mesa, comenzando por la izquierda.

Después, empieza la acción en el juego. Como los primeros dos a la izquierda del repartidor ya apostaron (ciegamente), el primero en hablar es el tercero a la izquierda. Empieza la primera ronda de apuestas. Los jugadores que quieran seguir en la mano pueden igualar la Blig Blind, o pueden retirarse. Cuando todos los jugadores han igualado las apuestas da lugar el FLOP.



Se pone una carta boca abajo (se quema) y a continuación se ponen 3 cartas abiertas. Son las primeras 3 de las 5 cartas comunitarias que habrá en total en el juego. Después de ver el flop, hay una segunda ronda de apuestas. De igual modo, los jugadores que quieran seguir en la mano pueden igualar la apuesta total, o pueden retirarse. Cuando todos los jugadores han igualado las apuestas, prosigue el TURN. (Cabe destacar que los jugadores pueden hacer FOLD (desistir) en cualquier momento del juego)

Se quema otra carta y se abre una cuarta en la mesa. Después del turn, viene la tercera ronda de apuestas. Se igualan apuestas y sigue la marcha. Y finalmente, viene el RIVER. Se quema la última carta y se abre una última quinta carta sobre la mesa. Con las cartas del jugador y el tablero, se formará individualmente la mejor combinación posible para el último paso, llamado "Showdown" (Enfrentamiento). Es aquí donde se muestra quién es el más macho de los jugadores sobrevivientes y se decide, con la mejor mano, quién se llevara el jugoso pot acumulado.

Terminada la mano, el botón de dealer se corre un lugar a la izquierda y se comienza de nuevo el proceso comentado. Puede parecer muy difícil, pero frecuentando el juego y con práctica, es sencillo aprender a jugar Texas Hold'em. Es más divertido que estar escuchando a tu jefe parloteando por 8 horas, además de que si eres lo suficientemente bueno, tu ganancia por hora será mucho mayor que la de soportar a la de un pelmazo amargado.



Dominar el juego no es para nada sencillo, tienes que aprender bien los bluffs, posiciones, estadísticas, entre otros. Dedicando tiempo y un buen cargamento de esfuerzo, es posible alcanzar la cima.


J.


Para finalizar, unos videos ilustrativos.


Full contra póquer.


El sueño de todo jugador de póquer.
El tipo parece que tiene cabeza de roca... Nunca muestra sus cartas. A ver si cuando esté agonizante, el tipo recapacita lo que hizo...




Regresar a la página principal




Visitas en esta página: